Consentimiento de cookies
Hair Advisor

El cabello graso puede resultar frustrante y causar la impresión de que tu rutina de cuidado de pelo determina tu vida social. No poder salir con tus amigos porque tu pelo desesperadamente requiere un lavado con champú, es un inconveniente real.

En general, más fino el pelo, más rápidamente acumula la grasa capilar ya que no tiene tanta capacidad de absorber los aceites naturales producidos por el cuero cabelludo. Pero si te preguntas por qué el pelo se pone grasiento en primer lugar, estaremos aquí para ayudarte a disipar dudas acerca de ese proceso natural y entender de donde viene el exceso de la grasa.

Una breve guía sobre las causas del pelo graso

Pocas cosas resultan más frustrantes que dedicar tu tiempo a lavar el pelo y disfrutar de esa sensación de limpieza y fluidez sólo por menos de un día. ¡Que pesadilla!

Muy a menudo oímos la pregunta: ¿por qué mi pelo se vuelve graso tan rápidamente? Aquí entran en juego varios factores: siga leyendo para obtener más información.

Su cuero cabelludo produce naturalmente una sustancia llamada sebo, compuesta de aceites naturales que actúan para preservar la salud de tu cabello y lo protegen de los factores externos.

Su cuero cabelludo produce naturalmente una sustancia llamada sebo, compuesta de aceites naturales que actúan para preservar la salud de tu cabello y lo protegen de los factores externos. El sebo también ayuda a mantener tu pelo bien hidratado y saludable. Desgraciadamente, con el tiempo puede acumularse y tu pelo se ve graso y pegajoso pocos días después del lavado.

Hay algunas cosas que pueden exacerbar la producción de grasa en el cuero cabelludo, como la actividad física, los cambios del tiempo o las hormonas (siga leyendo para saber más).

Hormonas

Los acontecimientos importantes de la vida, como el embarazo, el parto, la pubertad y la menopausia, conllevan un cambio en las hormonas, que consecuentemente puede influir en la cantidad de sebo producido por el cuero cabelludo. Si estás preocupada por alguna de las condiciones mencionadas o por algún factor subyacente que pueda estar contribuyendo al cabello graso, siempre habla con su médico.

Cambios del tiempo

Una bajada o un aumento repentino de la temperatura, o incluso un cambio completo de clima, pueden hacer que su cuerpo reaccione aumentando la producción de sebo para proteger tu cuero cabelludo y tu cabello. Esta compensación excesiva ayuda a mantener tu cabello saludable en condiciones difíciles, ¡incluso si el efecto final no corresponde exactamente a tu visión del pelo perfecto!

¡Esto no sucede solamente cuando estás al aire libre! Durante el invierno, cuando pasamos del frío exterior al interior calentado, el cambio de temperatura también puede provocar una reacción de nuestro cuerpo y es posible que notes que tu cabello se engrasa un poco más.

Tocados

Ya sea que se trate de un sombrero en verano o un gorro en los meses más fríos, es probable que el uso de tocados provoque la producción excesiva del sebo en el cuero cabelludo. ¿Por qué? Debido a que estás atrapando los aceites naturales que produce tu cuero cabelludo y aumentas la temperatura mientras empujas el pelo hacia el cuero cabelludo, la grasa puede extenderse fácilmente. Los sombreros también aplastan el cabello, haciendo más visible el exceso de la grasa.

Uso exagerado de productos acondicionadores a base de aceite

Si utilizas el aceite capilar como remedio para las puntas secas, es importante mantener la aplicación de aceite alejada de las raíces. Aplica el aceite solo de medios a puntas para evitar que el cabello se vea graso.

Del mismo modo, usar demasiado acondicionador, especialmente si lo aplicas a las raíces, puede causar un efecto aceitoso.

Sugerencia: Evita la aplicación de los productos profundamente acondicionadores o aceites en las raíces para no apelmazar tu pelo.

¿Quieres saber si estas usando el tratamiento adecuado para tu tipo de cabello? ¡Hemos creado una pequeña guía para ayudarte!

Si lo que buscas es un acondicionador sin enjuague ligero en forma de aerosol para mantener los mechones frescos entre lavados, prueba la bruma acondicionadora Pantene Mist Behaving. Un poco de polvo aplicado a lo largo del pelo te ayudará a refrescarlo e hidratarlo, dejándolo con un olor exótico a coco y durazno. Su fórmula ligera conlleva el complejo Pro-V, Omega-9, aloe vera y aceite de jojoba, una combinación perfecta para suavizar el pelo y controlar el frizz, sin apelmazar el cabello ni dejar residuos de grasa. Para mantener tu pelo fresco durante 24 horas, aplícalo a los mechones y sus puntas (evitando las raíces) y disfruta de su efecto. La bruma acondicionadora en seco es el remedio perfecto para los mechones propensos a la grasa que necesitan hidratación.

Si necesitas aún más protección contra el exceso de grasa capilar, prueba la nueva gama Pantente Express, diseñado para ayudarte a conseguir un peinado perfecto sin necesidad de mojar el pelo! Desde la Crema Modeladora ideal para los rizos, hasta el Champú En Seco en espuma, nuestros productos sacan lo mejor de tu pelo creando un look precioso y saludable. Descubre la gama completa Express de soluciones ligeras para el pero grasiento y aceitoso.

Usar champú inadecuado para tu tipo de pelo

Si estas enfrentándote al pelo graso, es recomendable que revises los champús que utilizas. El champú hidratante no es la mejor opción. El pelo graso necesita un champú que elimine la suciedad, los aceites y los residuos de otros productos de peluquería. El champú purificante es la solución perfecta: no solo elimina el exceso de aceites producidos por el cuero cabelludo, pero también quita los restos de productos y otros tipos de impurezas. Para el pelo limpio, reluciente y refrescado utiliza nuestro Champú Micelar Purifica y Revitaliza. Nuestro producto limpia las impurezas en profundidad sin dañar a tu pelo para que puedas deshacerte del exceso de sustancias no deseadas.

Sugerencia: Dúchate con agua fría, el agua caliente estimula las glándulas sebáceas y causa..

Lavar el pelo cada día

Cuando tu pelo se engrasa fácilmente, puede parecer que la mejor solución sea lavarlo cada día para mantener el nivel del sebo bajo. Pero en realidad eso no hace que empeorar las cosas. Despojando con regularidad tu pelo de sus aceites naturales, estimulas la producción de estos. Si puedes, limita poco a poco los lavados a 2-3 veces a la semana sustituyendo a veces el lavado con champú con solo enjaguar el pelo con agua. Mientras aplicas el acondicionador asegúrate de ponerlo solo en las puntas para no apelmazar tu pelo y mantener las raíces libres de sustancias pesadas.

El champú en seco puede realmente ser útil: busca uno con polvos sueltos que se pueda distribuir sobre el pelo y absorber el exceso de grasa. El champú en seco en espuma contiene una fórmula única de nutrientes Pro-V y tapioca que le dan forma al pelo graso y aplastado en solo 60 segundos. Este champú en seco sin sulfatos garantiza el cabello fresco sin dejar residuo. El acabado ligero y seco al tacto lo convierte en el producto de retoque perfecto entre lavados. La forma de espuma elimina el exceso de aceite de los mechones para refrescar tu look natural. Ya sea que tengas mechones finos, gruesos, rizados o lisos, esta espuma es la solución perfecta para lograr un cabello sin exceso de la grasa y de apariencia saludable sin tener que recurrir al lavado con agua.

Tocar o jugar con el pelo

A todos nos encanta pasar la mano por el cabello recién lavado, pero tocar o frotar el cuero cabelludo puede estimularlo a producir más sebo. Al pasar tu mano por tu cabello, también distribuyes el sebo sobre su superficie, haciendo que se vea más grasiento. Si esto te suena familiar, experimenta con un peinado nuevo que te impida tocar el cabello con la mano, como sujetarlo o atarlo hacia atrás para que esté lejos de tu cara.

Peines y herramientas de modelado sucios

Siempre usa herramientas limpias (cepillos, peines, herramientas térmicas) para minimizar el contacto del pelo con la grasa y otras sustancias aceitosas, y cambia la funda de la almohada con regularidad para darle a tu cabello un ambiente limpio durante la noche.

Limita la frecuencia con la que se cepilla el pelo, ya que el cepillado ayuda a esparcir el sebo por el cabello.

Si tu pelo es seco, cepíllalo con regularidad, pero si es graso, cepíllalo un máximo total de 3 veces al día. Los cepillos hechos con pelos naturales de jabalí son mucho más delicados para el cabello.

Si tu pelo es seco, cepíllalo con regularidad, pero si es graso, cepíllalo un máximo total de 3 veces al día. Los cepillos hechos con pelos naturales de jabalí son mucho más delicados para el cabello.

Ahora que tienes toda la información necesaria, estás lista para enfrentar el cabello graso. Recuerda que la producción de aceites por el cuero cabelludo es un proceso completamente natural, pero con unos simples trucos podrás despedirte del pelo grasiento y aceitoso.

Todo el mundo tiene a veces el pelo graso (¡es natural!), pero si notas que tu pelo de repente se vuelve aceitoso y antes no sucedía, lee nuestro artículo para descubrir qué puede causar un tal cambio. No te pierdas tampoco nuestros consejos sobre el cuidado del cabello graso y sobre cómo manejar a la vez las raíces grasosas y las puntas secas. ¡Brindemos por el pelo saludable y fantástico todos los días!

¿Fue útil este artículo?