Consentimiento de cookies
Hair Advisor

¡Ah! el clásico enigma del cabello: pelo graso y puntas secas. Suena como dos cosas que no deberían ir juntas, pero si tu cabello no es del tipo excesivamente graso y tiene problemas de sequedad, este será su penúltimo día.

¿Cómo se supone que debes aplicar un champú para una limpieza profunda para pelo graso y puntas secas, si este podría resecar tus puntas? ¿Y una mascarilla densa, que probablemente aumentará la grasa en la parte superior? Afortunadamente para ti, tenemos la solución con unos pequeños cambios que puedes hacer para solucionar este dilema capilar de raíz grasa y puntas secas.

Actualiza tu rutina de cuidado del cabello y estarás en camino de arreglar esas puntas secas y mantener a raya la grasa durante el mayor tiempo posible.

Puntas secas:causes

Algunos tipos de cabello son naturalmente más secos que otros por varias razones, ya sean genéticas o simplemente hormonales. Es particularmente común en el cabello rizado, ya que las curvas y las espirales hacen que los aceites naturales producidos por el cuero cabelludo tarden más en recorrer la fibra capilar. El resultado: las puntas de tu pelo están muy secas y la acumulación de aceite se limita a la parte superior de la cabeza.

Sin embargo, la sequedad también puede deberse al cabello dañado. A la mayoría de nosotros nos encanta dar forma a nuestro peinado con calor, teñir e incluso tratar químicamente nuestro pelo, pero si se hace en exceso, todas estas cosas pueden causar estragos en la salud de tu pobre cabello. Aquí hay algunos consejos para minimizar los niveles de daño capilar.

Baja la temperatura

Nadie espera que sacrifiques tus alisadores, tenacillas y varitas por completo. Se trata simplemente de no usarlos en exceso durante el peinado. Si tus utensilios lo permiten, intenta bajar la temperatura para reducir la cantidad de tensión sobre tu cabello, y sécalo con la opción fría siempre que sea posible. ¿Puedes abrazar tu cabello natural durante unos días? ¡Tu melena te agradecerá un descanso!

Cepillar de forma inteligente

Cepíllate siempre el pelo con suavidad, ya que hacerlo bruscamente puede tener un impacto negativo en la salud de tu cabello, especialmente en el caso de enredos. La regla de oro es no cepillarse nunca el pelo mientras está mojado, ya que es más vulnerable: la tensión puede hacer que el pelo se enganche o se rompa bajo presión.

Invierte en un tratamiento de reparación profunda

Una sesión de recuperación semanal para tu cabello es una necesidad absoluta para el pelo dañado. ¿Crees que los tratamientos reparadores tardan una eternidad en funcionar? ¡Piénsalo otra vez! Nuestras Ampollas Rescate 1 Minuto se ponen a trabajar en 60 segundos para curar los signos de deterioro, y vienen en un práctico formato de tubo que las hace ideales para cuando estás fuera de casa. Cada tubo es la dosis perfecta para tu cabello, por lo que no hay miedo de usarlo en exceso.

Combínalo con nuestro nuevo Miracle Shampoo Repara y Protege para obtener una hidratación profunda además de reconstruir la keratina de tu pelo que con el tiempo se pierde: con su fórmula Pro-V conseguirás un pelo sano y fuerte, reparando el daño causado durante mucho tiempo.

Cómo tratar la raíz grasa y las puntas secas

Conseguir el equilibrio correcto entre pelo graso y puntas secas es más sencillo de lo que piensas.

La clave es tratar las raíces y puntas de manera diferente, teniendo cuidado de no exacerbar un problema mientras tratas el otro.

Por ejemplo, un champú demasiado fuerte hará que el cuero cabelludo graso trabaje ligeramente pero empeorará las puntas ya secas. Hay algunos productos que son perfectos para tu cabello mixto. Sigue leyendo y realiza nuestros ajustes fáciles en tu rutina de cuidado del pelo y tendrás un cabello sano y equilibrado en muy poco tiempo.

Champú de arriba hacia abajo

¿Cuál es el mejor champú para pelo graso y puntas secas? Invierte en un champú purificante que no contenga demasiados agentes hidratantes, como nuestro Champú Purifica y Reconstruye Hair Biology. Especialmente diseñado para el tipo de pelo graso, esto limitará la grasa en las raíces y eliminará todas las impurezas y acumulaciones, sin asperezas. Es la combinación perfecta de limpieza profunda y nutrición, ¡justo lo que necesitas para tu cabello mixto!

Aquí hay un truco que puedes comenzar a aplicar para mantener el nivel de salud de tu cabello: aplica champú en tus raíces y trabaja las áreas donde se acumula la mayor cantidad de grasa y restos de productos. Luego, trabaja hasta llegar de la mitad a las puntas antes de enjuagar. Hacerlo ayudará a evitar enredos y fricciones innecesarias en tu cabello.

¿Quieres asegurarte de que la fórmula de tu champú cubre las necesidades de tu cabello?

Asegúrate de que estás haciendo lo mejor para tu pelo leyendo nuestra guía sobre cómo elegir el champú adecuado para tu tipo de cabello.

Para mejorar la salud del pelo, también puedes probar la exfoliación del cuero cabelludo. Date un capricho con un exfoliante del cuero cabelludo y masajea suavemente las raíces del cabello húmedo antes de lavarte el pelo. O pide a tu peluquero este tratamiento la próxima vez que vayas a la peluquería para que lo mimen un poco más.

Y acondicionar desde las puntas hacia arriba

El acondicionador es un paso necesario para todo tipo de cabello. Incluso si tu pelo tiende a estar graso en la parte superior, es esencial acondicionar esas puntas para la salud y suavidad del cabello, especialmente si le aplicas calor o lo tiñes.

Si tienes las puntas secas o dañadas, tu mejor opción es nuestro Acondicionador 3 Minute Miracle Repara y Protege para brindar un tratamiento realmente intenso e hidratar a esas puntas secas y quebradizas. Si tu pelo es fino, busca el Acondicionador 3 Minute Miracle Aqua Light para obtener una hidratación ligera y sin residuos grasos.

Masajea la fórmula hasta las puntas (las partes más secas de tu cabello), antes de trabajar desde las puntas hasta la mitad de tu melena. Masajea hacia abajo para ayudar a sellar tus cutículas. ¡Nunca apliques acondicionador en las raíces, ya que podría darle ese aspecto grasiento que intentas evitar!

Como regla general para saber cuánto producto usar, comienza con una cantidad del tamaño de una moneda. Quédate con esto si tienes el pelo fino, pero cuanto más grueso sea tu cabello, más acondicionador debes usar y más intensa debe de ser su fórmula.

Suaviza tus puntas con aceite seco

¿Quién dijo que el acondicionamiento estaba reservado solo para la ducha? Si tus puntas están secas sabrás que anhelan hidratación en cualquier momento del día, y aún más cuando se exponen a los rayos solares o al clima extremo. Aunque aceite es lo último que deseas agregar a un cuero cabelludo grasiento, esas puntas apagadas lo empaparán y obtendrán la nutrición que se merecen. El Aceite seco Repara y Protege con vitamina E es el mejor amigo de los mechones secos y quebradizos: es muy absorbente, nutritivo y tiene una textura ligera para garantizar vitalidad y soltura sin grasa. Datos curiosos: dejará tu cabello 10 veces más resistente al daño.

Llévalo en tu bolso para recargas de hidratación sobre la marcha si notas que tu cabello parece seco. Como solo lo aplicas en las puntas, no hará que tus raíces tengan más grasa. ¡Sequedad, vete!

Afortunadamente, tener raíces grasas y puntas secas no tiene por qué ser el fin del mundo para ti o para tu cabello. Incorpora estos prácticos pasos a tu rutina y tu pelo estará bien encaminado hacia un resultado más equilibrado. Prepárate para tener el pelo bonito durante más días.

¿Fue útil este artículo?