Consentimiento de cookies
Hair Advisor

La textura áspera, la sequedad, la opacidad, las puntas abiertas e incluso la rotura total son las principales señales de alerta de que tu cabello está dañado. ¿Sientes tu cabello seco como la paja, imposible de domar? Probablemente sea hora de que sometas tu cabello a alguna terapia.

Buscar opciones de tratamiento para el cabello dañado puede parecer un campo minado, pero es mucho más fácil de lo que piensas. Una vez que reconoces los signos reveladores que provocan la rotura, el secreto es emplear el mejor tratamiento de reparación del pelo dañado que devuelva tu melena a su antigua gloria.

¿Cómo arreglar el pelo quemado?

El daño en el cabello puede estar causado por varios factores; utensilios de peinado con calor, sol, agua dura, contaminación, cepillado, secado con toalla… entre muchos otros. Puede ser abrumador y un desafío imposible evitar a todos los culpables para mantener un cabello hermoso. Respira hondo y mira tu nueva lista de trucos para el cabello dañado…

Ir directamente hacia un champú nutritivo

Para mantener el daño al mínimo, es muy importante utilizar los productos adecuados para tu tipo de cabello para obtener los mejores resultados y, por supuesto, ¡todo comienza con un buen champú! No te apresures a comprar cualquier producto que diga que está diseñado para pelo dañado. En cambio, recuerda que la necesidad número uno del pelo dañado es la nutrición, así que busca un champú que específicamente le brinde hidratación a tu cabello.

Puedes probar nuestro nuevo Miracle Shampoo Repara y Protege, con antioxidantes nutritivos para ayudar al cabello a reparar el daño sufrido, prevenir la rotura y conseguir más brillo.

Enamórate profundamente de un acondicionador profundo

Hacer que tu cabello vuelva a la normalidad lleva tiempo, así que trata de ser paciente y no esperes resultados instantáneos. Integra en el proceso de reparación un tratamiento intensivo para hidratar el cabello en forma de acondicionador que ayude a reparar el daño por dentro y por fuera, no solo en apariencia.

El acondicionador, el mejor amigo de tu cabello, es esencial cada vez que lo lavas para mantenerlo suave y detener daños futuros, dejándolo en las mejores condiciones para protegerse contra factores externos dañinos.

Un acondicionador profundo hace exactamente eso: acondicionar profundamente. El tratamiento especialmente formulado contiene activos diseñados para penetrar en el núcleo de la fibra para infundir hidratación y reducir la fricción. ¿El resultado? Un cabello suave y manejable que es menos propenso a la rotura. Es el tratamiento perfecto para el cabello dañado. Todas las razones por las que necesitas enamorarte profundamente de nuestro Acondicionador Repara y Protege, infundido con aminoácidos y antioxidantes, es lo que anhela tu cabello.

¿Tu pelo necesita una inyección de hidratación todos los días? Ya sea por el duro clima invernal o las condiciones de verano que hacen que tu cabello esté seco, cambia tu acondicionador diario por nuestro Acondicionador 3 Minute Miracle Superalimento BB7 que actúa como una inyección multivitamínica para tu cabello. Es uno de nuestros mejores tratamientos de reparación capilar para cabello dañado. Igual que en un tratamiento diario para el cabello, existen diferentes variantes para satisfacer todos los tipos y necesidades de cabello.

Consejos para el cabello maltratado y trucos sencillos para mantenerlo bajo control

Recuerda la prevención, no solo la cura

Es importante que trates tu cabello para reparar el daño, pero eso no significa que puedas saltarte los pasos preventivos para mantener los niveles de daño al mínimo.

Sé consciente de tu estilo: ¡nadie te está pidiendo que tires tus amados utensilios de calor! Pero si tienes la opción, baja la temperatura de tus planchas y rizadores. ¡Así de fácil! Simplemente usa la función fría en tu secador de pelo.

Si tienes tiempo, intenta usar una toalla de microfibra para extraer agua de tu pelo antes de secarlo y peinarlo al aire. Todas estas cosas reducirán la exposición al calor de tu cabello y mejorarán su salud para evitar el daño.

Realiza un corte regularmente

Incluso si quieres tener un cabello largo y suelto, nadie notará un pequeño corte frecuente evitando un corte de pelo importante. Es aconsejable hacerlo cada 6-8 semanas, ya que esto elimina la parte más dañada de tu pelo para ayudarlo a mantener un aspecto saludable. Tus amigos ni siquiera sabrán que has ido a la peluquería.

Hidrata, hidrata, hidrata (¡tu cabello!)

No importa la temporada: sol, agua salada, contaminación, viento, lluvia, humedad… no hay razón para no tener el control (¡al menos de tu cabello!). Lleva nuestro Aceite Seco Suave y Liso con aceite de argán en tu bolso para aportarle hidratación extra mientras viajas cuando tienes el pelo áspero y seco. Este tratamiento para el cabello dañado y seco con una mezcla de aceite de argán marroquí y complejo Pro-V ayuda a restaurar la suavidad y el brillo del pelo, dando un toque final a tu peinado y protegiéndolo del encrespamiento durante todo el día.

Con nuestros mejores tratamientos de champú, acondicionador y peinado en tu cuidado del cabello, así como estos trucos que debes probar para tener un pelo saludable, estarás en camino de combatir el pelo dañado. No sucederá de la noche a la mañana, ¡pero sucederá! ¡Adiós daños en el pelo, hola pelo precioso!

¿Fue útil este artículo?