Pelo Fuerte = Pelo con Estilo

Los trucos Top para un pelo sano y bonito

La fuerza es el mayor atributo de un pelo sano - cuanto más fuerte, mejor (¡y más opciones de styling!). Pero todo lo que da forma puede disminuir la fuerza del pelo, e incluso peor, causa rotura. Así que para evitar los signos reveladores del pelo debilitado - falta de brillo, irregularidad y puntas abiertas - aquí están nuestros consejos top para fortalecer y conseguir un pelo con el que puedes hacer cualquier cosa.

1. Empieza con una Fuerte Creación

El uso del champú y el acondicionador correctos es clave para construir la base de un pelo sano y fuerte. Busca champús con tecnología bloqueadora del daño diseñados para mantener la fuerza del pelo.

2. ¡Sé Amable!

No hace falta que te peines como una mujer loca para desenredar tu pelo. Trata de cepillarte suavemente con un peine de dientes anchos cuando tu pelo esté mojado, de abajo a arriba. Despacio desenredando los nudos de abajo a arriba, reducirá que tires del pelo lo que implica menos daño y rotura. Pero no te preocupes si ves algunos cabellos en tu cepillo, es completamente normal y sano perder, o arrojar, entre 50 y 100 cabellos al día.

3. Tómatelo con Calma con el Calor

En el curso de la relación amor/odio con el calor, la distancia solo hace que crezca el cariño. Moldear con calor causa micro roturas que debilitan su estructura naturalmente fuerte. Dale un respiro a moldear con calor y trata de dejar que tu pelo se seque al aire libre. Si prefirieses dar tu brazo a torcer antes que dejar tu plancha, trata dejar que tu pelo se seque al aire hasta que esté seco en un 80%, antes de usar el secador, y pasar rápidamente la plancha sobre tu cabello.

Corregir unos pocos malos hábitos y usar los productos correctos para el pelo hará maravillas en lo que respecta a conseguir la fuerza y la salud que persigues. Además, mantener la salud de tu pelo usando los productos correctos no solo promueve salud, sino que también da una base increíble.

¿Te gusta Teñirte o un Pelo que Destaque?

Los champús específicamente diseñados para el pelo teñido ayudan a rellenar la capa protectora de lípidos que se perdió cuando se dio color al pelo. Reforzar esta capa protectora minimiza la cantidad de agua que penetra en el pelo, ayudando a mantener el color bloqueado dentro, de forma que permanezca intenso y bonito. Usar un sistema es importante también-champú para pelo teñido es muy hidratante, va junto con el mismo tipo de acondicionador, que está diseñado para dar suficiente - pero no demasiado - acondicionador.

Una vez que hayas encontrado tu champú y acondicionador compañeros de alma, no hay necesidad de cambiarlos. El exceso de restos de productos de styling, un cambio en el tiempo, o incluso un cambio en el peinado pueden cambiar la forma en que se sienta tu pelo y sus comportamientos, lo que puede parecer que tu champú y acondicionador no están haciendo su trabajo. En vez de cambiar tu régimen completamente, trata de utilizar un champú clarificador para aliviar los restos de styling.